Caixa Manresa obtuvo un beneficio neto de 9,1 millones de euros el primer semestre, lo que supone un descenso del 39% respecto a los 14,9 millones que ganó en el mismo periodo de 2008, informó la caja a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y atribuyó este descenso a la decisión de destinar 17,7 millones a dotaciones extraordinarias para estar preparada ante un 2010 "complicado".