La confianza del consumidor que mide la Universidad de Michigan retrocedió en noviembre hasta los 75 puntos desde los 80,9 registrados en octubre. Los analistas esperaban 80 puntos. La desaceleración de la economía, el retroceso del dólar, la crisis crediticia y la subida del petróleo han minado las expectativas