La oposición al Gobierno brasileño, instaló hoy una comisión parlamentaria que tendrá como misión investigar supuestas irregularidades en la petrolera estatal Petrobras, la mayor empresa del país. Según la oposición, investigaciones de la Policía Federal y del Ministerio Público han mostrado indicios de supuestas irregularidades en la administración de la Petrobras. Entre las denuncias que serán investigadas figuran supuestas irregularidades en la distribución de regalías a municipios. Los senadores también pretenden investigar una supuesta maniobra contable de la empresa para evadir cerca de 3.000 millones de reales (unos 1.428,6 millones de dólares) en impuestos. Otra de las denuncias, que igualmente fue objeto de una investigación de la Policía Federal, es sobre supuestos fraudes en las licitaciones para la reforma de cuatro plataformas marinas de explotación de petróleo.