La petrolera británica ha decidido reubicar a 88 empleados extranjeros que actualmente trabajan en la sociedad conjunta rusa TNK-BP Holding, informó este jueves el diario Moscow Times. Los trabajadores -más de la mitad de los 148 empleados de BP a los que se ha prohibido trabajar en TNK-BP desde la demanda presentada por un accionista minoritario en mayo- ya han comenzado a abandonar Rusia. TNK-BP, propiedad a partes iguales de BP y un grupo de magnates rusos, sufre desde hace unos meses las consecuencias de la disputa por su control que enfrenta a sus dueños.