De acuerdo con los expertos, la institución que preside Miguel Angel Fernández Ordóñez no ha querido dar luz verde a Botín para aumentar su participación en un tramo de casi el 15% (del 16 al 30%), sino del 10%, igual que hizo unos días antes con el grupo financiero francés Credit Agricole, que controla casi el 20%.Esa entidad recibió autorización el pasado jueves para alcanzar el 29,99%, el límite que establece la legislación para lanzar una oferta pública de compra por el 100% de las acciones. Los analistas señalan que no tiene mucho sentido que a Credit Agricole, siendo extranjero, se le permita alcanzar el 30% y a Jaime Botín, no.Los expertos aseguran que Credit Agricole no moverá ficha a corto plazo, al menos hasta después de las elecciones
, y que tiene más interés estratégico para ellos la compra de la entidad italiana Banca delle Marche, por el que ha lanzado una oferta por 1.700 millones de euros la semana pasada.Directiva de BankinterPor otro lado, tres consejeros de Bankinter, entre ellos el consejero delegado, Jaime Echegoyen, y el consejero Fernando Masaveu, han elevado en las últimas semanas su participación en el accionariado de la entidad.Además, la directiva de Bankinter ha pedido a los trabajadores del banco que poseen acciones que sindiquen su voto para contar con una postura común, con lo que poseerían entre todos cerca del 4,7%.