Expertos de bolsa y empresas del MAB se han reunido en una mesa redonda para hablar del potencial del MAB como oportunidad de financiación y reputación para las PYMEs españolas. Han señalado la necesidad de un mayor apoyo por parte de inversores institucionales.

Representantes de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Renta 4 y empresas de referencia del Mercado Alternativo Bursátil, como ALTIA CONSULT., Atrys Health y Gigas Hosting han participado en una mesa redonda para contar su experiencia, en la que todos han  coincidido en la necesidad de más incentivos para fomentar la inversión en medianas empresas. Organizada por el Foro de Buen Gobierno y Accionariado, creado por la consultora ATREVIA y la escuela de negocios IESE, los expertos también han apuntado la necesidad de un mayor apoyo por parte de inversores institucionales.

El profesor del IESE y copresidente del Foro Buen Gobierno y Accionariado, José Ramón Pin y la vicepresidenta de ATREVIA y coordinadora del Foro en Barcelona, Isabel Grifoll, han sido los encargados de moderar el debate. A modo de introducción, José Ramón Pin ha apuntado que “actualmente, el 90% de la financiación de una empresa es bancaria y en el caso concreto de las pymes, este porcentaje llega al 95%. En este sentido, es aconsejable valorar otros sistemas alternativos de financiación que no sean los bancos.” Por otro, Isabel Grifoll ha resaltado que “en un contexto en el que las empresas están expuestas a ataques de desinformación un buen relato corporativo y la máxima transparencia son claves para la compañía”.

“Entrar en el MAB supone financiación, notoriedad, valoración y liquidez”, ha explicado Roser Mico, miembro del Consejo de Administración del MAB y Responsable del Departamento de Supervisión de Mercados e Información de la Bolsa de Barcelona. Según Mico, “el MAB no es sólo una oportunidad de financiación alternativa sino también una manera de apostar claramente por la transparencia, lo que incrementa a su vez la credibilidad y la confianza de cara a los posibles inversores”, ha añadido.

 

mesa redonda MAB

Confianza, Credibilidad y Valor, por pertenecer al MAB

El director de Asuntos Corporativos de Atrys, José María Huch, ha resaltado la valía del esfuerzo inicial que supuso entrar en el MAB para esta compañía dedicada a la prestación de servicios diagnósticos y tratamientos médicos de excelencia: “Al principio supone una tensión adicional, con más interlocutores y rendición de cuentas, pero si vas cumpliendo, al final tiene su recompensa y te da las herramientas para construir una empresa más grande y sólida que atraiga al talento”. Respecto al incremento de la reputación, Huch ha explicado que “al principio era bastante escéptico con el impacto reputacional, pero al entrar vimos como la percepción de nuestros clientes cambió completamente. Te ven más grande, fuerte y potente”.

Por su parte, el secretario de Consejo de Altia, Manuel Gómez-Reino Cachafeiro, ha explicado los cambios, tanto a nivel externo como interno, que ha supuesto para Altia, una compañía digital que ofrece servicios de consultoría, desarrollo y mantenimiento de soluciones y servicios avanzados de tecnología, el paso de salir a cotizar en el MaB. “Nuestra experiencia fue muy positiva. Internamente supuso un gran cambio, sobre todo en referencia al reglamento, pero a cambio notamos un impulso en nuestra valoración”.

A la hora de preparar su salida al MaB, GIGAS, una multinacional española especializada en servicios de cloud computing, contó desde el principio con venture capital. En palabras del CEO de GIGAS, Diego Cabezudo “entrar en el MaB nos sirvió enormemente como impulso reputacional en España y nos permitió conseguir la financiación necesaria para crecer en Sudamérica” y ha añadido que “gracias al aumento de la reputación de GIGAS también nos ha permitido atraer el talento a nuestra compañía”.

Finalmente, como interlocutor privilegiado y conocedor de los objetivos y necesidades de los inversores, el director general Renta 4 Corporate Finance, Elías Rodríguez-Viña, ha hecho hincapié en que “el MaB es para empresas ambiciosas que quieren crecer, empresas serias dispuestas a tener a inversores como compañeros de juego“ y se ha mostrado optimista con el futuro de este mercado: “En 10 años veo el MaB con más empresas atractivas y es que las historias de éxito tienen mucho que ver con la inversión, clave para seguir creciendo”.