Boeing prevé entregar 29.000 aviones nuevos en los próximos 20 años, por un valor aproximado de 3.200 millones de dólares (más de 2.280 millones de euros), a pesar de la caída de pasajeros y de carga que sufre el sector, a la que se suma la recesión económica mundial y la "impredecible" evolución del precio del combustible.
Según sus estimaciones, el fabricante estadounidense, que hizo público hoy su estudio 'Previsiones del Mercado de Aviación Comercial 2009', prevé que el tráfico de pasajeros crezca un ritmo del 4,9% anual hasta 2028, lo que supondrá "a largo plazo" una recuperación de la demanda de nuevos aviones.