Bodegas Bilbaínas, especializada en la elaboración de vinos de reserva, obtuvo al cierre del tercer trimestre de su ejercicio fiscal (entre el 1 de julio de 2007 y el 30 de junio de 2008) un beneficio neto de 1,63 millones de euros, lo que supone un descenso del 8,2% respecto al mismo periodo del año anterior, debido a la desaceleración del mercado. Según la comunicación remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de negocio se redujo un 7,3% en estos nueve meses, hasta 9,5 millones de euros.