La desaceleración del sector inmobiliario arrastrará a la economía Estados Unidos en 2007 y hasta 2008, pero otros sectores mantendrán el crecimiento “moderado”. Así de pesimienta se ha mostrado el presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke durante su comparecencia semestral ante el comité de la Cámara de Representantes. La máxima autoridad de la FED ha advertido además de que la inflación sigue siendo una de sus principales preocupaciones.
El presidente de la Fed, Ben Bernanke, ha rebajado la previsión de crecimiento para este año en EEUU a una porcentaje de entre el 2,25% y el 2,5%. “En su conjunto, la economía estadounidense parece haber crecido a un ritmo moderado en el segundo semestre, con un pequeño fortalecimiento esperado en 2008 a un nivel cercano al pleno potencial de la economía”, ha afirmado Bernanke en un discurso ante el Congreso. La Reserva Federal ha revisado a la baja en un cuarto de punto su previsión de crecimiento para 2007 y 2008. En 2007, el producto interior bruto (PIB) debería crecer entre 2,25% y 2,5% antes de llegar a un nivel de 2,5% a 2,75% en 2008. La revisión a la baja “viene en especial de la construcción residencial más débil de lo previsto este año”, señala. Para el presidente de la FED, Uno de los riesgos para la economía proviene del sector inmobiliario, “si la corrección resulta más importante de lo previsto con un contagio al consumo”. La ralentización en el crecimiento de la productividad y las continuadas subidas en el precio de la energía han llevado al presidente de la Reserva Federal a reiterar la idea de que la inflación es el riesgo predominante en las perspectivas económicas. Ben Bernanke también ha señalado que las recientes alzas en los datos de inflación subyacente sugieren se mantendrá o superará el 2% en lo que resta de año. Su previsión para el IPC subyacente para 2008 es de 1,75%-2,00%. En cuanto a la previsión para la tasa de desempleo, el presidente de la Fed ha reiterado su estimación para el cuarto trimestre de 2007 de 4,50-4,75%, mientras que la elevó para el cuarto trimestre de 2008 de 4,5-4,75% a alrededor del 4,75%.