Dice Bernanke que las turbulencias financieras se apaciguan y el mercado americano responde con una apertura mixta. Signo dispar de la renta variable estadounidense en una jornada en la que se supo que HP se ha hecho con su rival EDS tras anunciar que aumentó su beneficio un 23% en el segundo trimestre del año, que Wal Mart ganó un 7% más en el primer trimestre y que Delphi aumentó sus pérdidas trimestrales un 10,5%. En el plano macroeconómico, referencias como las ventas minoristas y los precios a la importación centraron la atención de los inversores antes del toque de campana. Así las cosas y en los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,12% hasta los 12.860 puntos, el tecnológico Nasdaq avanza un tímido 0,03% hasta los 2.489 puntos mientras que el S&P 500 cotiza con un descuento del 0,03% hasta los 1.403 puntos en una jornada en la que el petróleo recorta posiciones y cotiza a 123,95 dólares.
Wall Street comienza el día dubitativo y lo hace a pesar de conocerse que las ventas al por menor que cayeron un 0,2% abril en línea con lo esperado por el mercado. Un mercado que hoy contó además con las cifras de precios a la importación que subieron un 1,8% en abril respecto al mes anterior y un 15,4% en tasa interanual. Sin embargo, la gran atención del mercado la centra el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke quien asegura que las turbulencias en los mercados financieros de los últimos meses se están apaciguando aunque la situación “dista mucho de ser normal”. En un discurso ante una conferencia de banqueros en Sea Island (Georgia), pronunciado vía satélite y distribuido con antelación, Bernanke afirmó que los esfuerzos de los bancos centrales "han contribuido a ciertas mejoras en los mercados financieros". En concreto, citó la decisión de la Reserva Federal en marzo de permitir que las firmas de inversión acudieran al banco central para préstamos de emergencia, lo que "parece haber alentado la confianza". Atención también en el día de hoy al mercado de materias primas, ya que los contratos a futuro sobre el petróleo retroceden este martes después de que la Agencia Internacional de la Energía redujera su proyección de crecimiento para la demanda petrolera mundial por segundo mes consecutivo. En Nueva York, el contrato a junio sobre el west texas cotiza a 123,95 dólares. Gráfico Dow