BBVA no vive sus mejores momentos en bolsa. Cae en lo que va de año un 6% y está cerca de ser peor el peor valor bancario del Ibex 35 al superar a Bankia. Este lunes se deja un 1,08% y se sitúa entre las acciones más bajistas de la sesión.

El motivo de los nuevos descensos es los mínimos que marca la lira turca frente a las divisas fuertes como el euro y el dólar este lunes. Se cambia a 5,369 euros y a 4,569 dólares, con una apreciación del euro del 17% en lo que va de año frente a la divisa turca y del 20% en el caso de la divisa estadounidense. Esto sucede a un mes de que se produzcan las elecciones presidenciales en Turquía, el 24 de junio, donde el principal favorito es Recep Tayyip Erdogan por el Partido de la Justicia y el Desarrollo.

Erdogan ha prometido en campaña realizar un mayor control del mercado de divisas y bajar los tipos de interés de Turquía, algo que ha ahuyentado las inversiones extranjeras del país y la venta de liras frente a las principales divisas fuertes. 

BBVA es la mayor empresa española con intereses en Turquía donde cuenta con una participación del 49,85% en el banco Garanti. En concreto, su negocio en Turquía le reporta el 12,3% de sus beneficios hasta los 201 millones de euros.

El banco que lidera Francisco González apunta que en el primer trimestre del año su negocio turco "continuó el dinamismo en la actividad". La inversión crediticia fue un 11,8% superior a la de un año antes, mientras que los recursos de clientes habían aumentado un 17,7%. El volumen de negocio, unido a la gestión de precios, impulsó el crecimiento del margen de intereses un 10,4% en términos interanuales en los primeros tres meses del año. Por su parte, las comisiones avanzaron un 39,9%, según datos del banco.

Ambas partidas fueron los principales catalizadores del margen bruto (21,5% más que en el mismo periodo de un año antes). Todo ello, junto a la moderación de los gastos, impulsaron el margen neto hasta un 30,1% interanual. Por su parte, la tasa de mora cerró en marzo en el 3,7% -muy por debajo de la media del sector- y la cobertura se situó en el 86%. 

A la incertidumbre turca, la entidad financiera también se enfreta al temor de los inversores a las próximas elecciones de México, donde las encuestas sitúan al izquierdista Andrés Manuel López Obrador al frente del Gobierno del país. Los inversores temen que responda con populismo al populismo del presidentde de Estados Unidos, Donald Trump. “No sabemos qué políticas llevará a cabo”, resume Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital, el sentimiento de muchos inversores respecto a la situación política en el país latinoamericano.