Ángel Cano, consejero delegado de BBVA, ha comentado a analistas que la entidad quiere aprovecharse de la reestructuración de las cajas para aumentar en un 50% su cuota.
“Queremos aprovechar oportunidades, ya estamos ganando cuota en crédito y depósitos con la incorporación de nuevos clientes”, dijo el ejecutivo. Cano añadió que sólo comprarán una caja si aporta valor y no reduce la solvencia del grupo. “No tenemos compromiso de estar en el proceso”, comentó en la presentación de resultados.