Bankinter logró un beneficio neto atribuido de 132,4 millones de euros entre enero y junio de 2008, un 47,28% menos que en el mismo periodo de 2007, por la ausencia de los ingresos extraordinarios logrados en ese periodo, informó hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Estos resultados, que se quedan algo por debajo de las previsiones de los analistas, incluyen 10,5 millones de euros de dotaciones voluntarias para riesgos dudosos que pudieran aflorar en el futuro, informa la entidad, que añade que excluyendo esas cifras, el beneficio neto hubiera sido de 191,9 millones. El ratio de morosidad de la entidad se situó al cierre de junio en el 0,67%, de los más bajos de la banca española, explica Bankinter, que precisa que este porcentaje fue del 0,35% en el negocio hipotecario