Tras explicar que la entidad ganó 73,6 millones de euros hasta marzo, un 13,5% menos que en el mismo periodo de 2007 y un 3,5% por debajo si se excluyen ingresos singulares, Echegoyen ha insistido en que la entidad "irá de menos a más" durante el año. El descenso del primer trimestre se explica por la coyuntura económica "distinta", por los costes de los pasivos que, ahora, con igual actividad crediticia, son "mucho mayores" que en 2007, y por la campaña de captación de depósitos que inició el banco en 2007 con unos costes de 8,8 millones de euros -que aún no se han recuperado-.Pese al menor beneficio, Echegoyen ha señalado que el resultado ha sido "sólido", mantiene una calidad alta de activos y refuerza la solvencia de la entidad.Así, ha señalado que la entidad registraba un índice de morosidad del 0,46% a cierre de marzo (0,99% en la división de pymes), que aunque superior a la del periodo precedente, sigue siendo inferior al del conjunto del sector y "es uno de los más bajos de la banca española".