El sector financiero español integrado tanto por bancos como por cajas de ahorros debe reducir su capacidad entre un 30% y un 35% a través del cierre de oficinas de la red comercial y de operaciones de fusión, según estimó hoy el director de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Angel Berges.  El director de AFI vaticinó una "clarísima reducción del censo" del sector financiero español, integrado por 150 bancos, 46 cajas de ahorros y 82 cooperativas que gestionan 2,8 billones de activos a través de una red de 45.500 oficinas, a razón de 4,5 empleados por oficina.