Varios bancos suizos han prohibido a sus directivos viajar al extranjero, incluso a los países vecinos, por miedo a que sean detenidos en el marco de la lucha internacional contra el secreto bancario, informa hoy el diario londinense Financial Times. El periódico cita el caso, sin nombrarlo, del director de un importante banco privado de Ginebra para el que la determinación de países como EEUU y Alemania de acabar con la evasión fiscal y el secreto bancario obliga a los entidades financieras a tomar medias extraordinarias para proteger a sus empleados. "Algunos bancos han tomado ya esa precaución. Si hoy voy a Alemania a visitar dos bancos con los que tengo tratos, los aduaneros alemanes pueden decidir interrogarme", afirma dicho banquero al periódico.