La temporada de presentación de resultados del Ibex se ha convertido esta semana en una auténtica tormenta de verano para analistas e inversores, con la mayor parte de las cotizadas confesándose ante el mercado. Y entre todas ellas, destacan los dos grandes bancos del selectivo: BBVA (este jueves) y Banco Santander (el viernes, junto a CaixaBank y Banco Sabadell).

‘Solventadas’ las dudas de la banca italiana, también el propio problema que para el sector financiero español suponía Banco Popular, con la mejora macro como telón de fondo y con la expectativa de subidas de tipos en un futuro no muy lejano, 2017 está siendo un buen año para las entidades patrias. No en vano, Banco Sabadell y CaixaBank son los valores que más suben del Ibex en lo que llevamos de ejercicio.

No pueden quejarse los dos grandes, Banco Santander y BBVA, con remontadas acumuladas del 18% y el 19%, respectivamente. Ganancias que ascienden al 63% y al 55% si ampliamos el plazo a los últimos 12 meses.

 

Además de compartir ‘destino’ bursátil, a pesar de que la entidad capitaneada por Ana Botín ha sido la gran protagonista del año con la compra de Banco Popular, por un euro tras la resolución por parte de Bruselas, ambos valores comparten semejante valoración por parte de los analistas.

Así, el consenso de Factset otorga a BBVA una recomendación media de mantener, con precio objetivo en los 7,24 euros; mismo consejo para Banco Santander, con precio objetivo en os 6,03 euros.

Y en lo que respecta a sus resultados, que conoceremos este jueves al cierre en el caso del banco liderado por Francisco González, y el viernes antes de la apertura para la entidad cántabra, los analistas esperan que los dos mantengan el tipo respecto al primer trimestre.

Vea también: MásMóvil: inicio de cobertura, espectacular comportamiento

Qué esperar de los resultados de Banco Santander

El mercado espera que Banco Santander cierre el segundo trimestre del año con un beneficio de 1.739 millones de euros (1.867 millones hasta marzo) y un margen de intereses de 8.392 millones (8.402 millones previos). Su Tier 1 Common Capital Ratio sería del 10,8% (10,7% anterior).

Recordemos que al presentar los detalles de la ampliación de capital, por importe de 7.000 millones de euros con la que respaldar la compra de Banco Popular, la entidad adelantaba que esperaba obtener un beneficio atribuido en el primer semestre de aproximadamente 3.600 millones de euros, un 24% más que en el mismo periodo del año anterior. Excluido el impacto de tipo de cambio, estimaba  que los ingresos totales aumenten aproximadamente un 7% con respecto al primer semestre de 2016, gracias al incremento del margen de interés (+6%) y de los ingresos por comisiones (+11%). Calculaba que la ratio de capital CET1 del Grupo aumente en el periodo hasta el 10,7%.

Entonces, Renta 4 recomendaba acudir a dicha ampliación: “Aprovecharíamos correcciones para entrar en un valor con visibilidad de generación de beneficios a futuro que cuenta con un buen posicionamiento en cada región donde opera y un diversificado mix geográfico. España y Brasil serán las divisiones que actúen como catalizador, si bien el cumplimiento de los objetivos del proceso de integración de Popular será clave”.

Vea también: Euskaltel: actualización del análisis

Técnicamente, los Indicadores premium de Estrategias de inversión sitúan a Banco Santander en fase de consolidación, con una puntuación de 7 sobre 10.

 

 

Cómo serán las cifras de BBVA

El consenso prevé que BBVA coseche un beneficio de 1.016 millones de euros en el segundo trimestre (1.199 millones en el primero) y un margen de intereses de 4.350 millones (4.322 millones previos). Por su parte, el Tier 1 subiría al 11% desde el 10,9% anterior.

En España, concretamente, Renta 4 calcula un margen de intereses sin grandes variaciones, mientras que en México las cifras recogerán el impacto positivo del tipo de cambio. Toda la atención, alertan, estará puesta tanto en este negocio como en Turquía.

Técnicamente, con una nota de 8 sobre 9, los Indicadores premium de Estrategias de inversión lo sitúan en fase alcista.