La entidad negoció un total de 0,64 millones de títulos, con un volumen efectivo de 19,84 millones de euros, mientras que sus acciones cotizaron entre un mínimo de 30,39 euros por acción y un máximo de 30,72 euros por acción. El banco destacó que este resultado fue posible gracias al incremento del 31,9% de la inversión crediticia, con un aumento del 32,6% del crédito hipotecario, así como al avance del los recursos gestionados de clientes, que crecieron un 34,6%.