Bancaja obtuvo un beneficio atribuido de 251,1 millones de euros en 2009, lo que supone una caída del 27,34% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras destinar 1.141 millones de euros a provisiones, informó hoy la entidad.
La entidad incrementó un 51,5% las dotaciones durante el ejercicio para ayudar a gestionar de forma más holgada en 2010 la cobertura de la morosidad y el saneamiento de los activos, según explicó la caja. La morosidad de la entidad cerró el año en el 4,59%, frente al 4,05% del pasado ejercicio y la cobertura alcanzó el 54,59%, frente al 58,24%,

La caja señaló que la contracción económica caracterizó el pasado ejercicio pero que en 2010 comienzan a registrarse perspectivas más favorables. No obstante, la entidad reforzó su nivel de solvencia y situó su Tier 1 en el 8,09% y el 'core capital' en el 7,02%.


(Habrá ampliación)