El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) aprobó hoy un fondo adicional de 3.400 millones de dólares para ayudar a las naciones en vías de desarrollo a luchar contra los efectos de la crisis económica global. La iniciativa ofrecerá préstamos a corto plazo más asequibles y rápidos de los que habitualmente ofrece la institución multilateral con sede en Manila. Además, el BAD aportará otros 400 millones de dólares al llamado Fondo de Desarrollo Asiático, a cuyas ayudas a bajo tipo de interés pueden espirar naciones pobres y con elevadas deudas. Hace algo más de un mes, el organismo anunció que triplicaría su capital social hasta los 165.000 millones de dólares y disponer así de más recursos para responder a la crisis y acelerar su objetivo de erradicar la pobreza en el continente.