El operador aeroportuario BAA, filial de la española Ferrovial, empieza hoy su apelación contra la decisión de la Comisión de la Competencia (CC, siglas en inglés) que le obliga a vender tres de sus siete aeropuertos en el Reino Unido. La Comisión de Competencia exige a BAA la venta de sus aeropuertos londinenses de Gatwick y Stansted y uno de los dos escoceses -Glasgow o Edimburgo-. BAA, que ya ha puesto a la venta el de Gatwick, presenta el recurso ante el Tribunal de Apelación de la Competencia.