El gigante estadounidense de las telecomunicaciones AT&T ha incrementado un 41,5% sus beneficios, hasta los 3.060 millones de dólares en el tercer trimestre del año. Los ingresos han subido un 93% gracias a la integración de los activos de BellSouth y a la conquista de dos nuevos millones de clientes de móviles. En el tercer trimestre, Apple vendió 1,12 millones de unidades de su móvil iPhone, distribuido en exclusiva por AT&T en el mercado estadounidense.