La empresa siderúrgica más importante del mundo, ArcelorMittal, ha hecho pública su intención de declarar el apalancamiento financiero por un año, lo que produciría el endeudamiento sobre la rentabilidad de los capitales propio. Este anuncio puede ser el culpable de que la S.A. haya cerrado hoy en la cola del Ibex 35 con un descenso del -4,9%, a la espera de otras posibles consecuencias.