ArcelorMittal autorizó hoy la reapertura del horno alto B de Veriña (Gijón) que permanecía fuera de servicio desde el pasado 4 de mayo como consecuencia de la caída de la demanda, según confirmaron a Europa Press fuentes sindicales y de la multinacional.  La multinacional condicionó en todo momento la reapertura de este segundo horno alto a la evolución del mercado. Fuentes sindicales confirmaron que esta decisión está influenciada por el agotamiento del stock de material para automóvil.