El grupo minero Anglo American recortará alrededor de 2.700 empleos administrativos en el marco de una profunda reestructuración de la compañía, que pretende vender varios activos "no estratégicos", así como reorganizar la empresa alrededor de siete unidades de negocio y eliminar una capa directiva para racionalizar los recursos de la compañía. El anuncio de esta reestructuración, que afectará al 25% de la plantilla administrativa del grupo y reportará a la empresa un ahorro anual de 120 millones de dólares (80 millones de euros), se produce apenas una semana después de que su rival Xstrata desistiera en su interés por alcanzar una fusión "entre iguales" con Anglo American. De este modo, la compañía planea vender sus activos en el negocio de zinc, así como sus unidades Scaw Metals, Copebrás y Catalao, que se suman al ya conocido interés en desprenderse de la mina Tarmac, lo que en su conjunto representaba alrededor del 11% del resultado bruto operativo de la compañía en 2008.