La aerolínea Iberia prevé que el proveedor de servicios turísticos Amadeus salga a bolsa en 2010, según explicó hoy el presidente de la compañía, Antonio Vázquez. Por otro lado, la compañía descarta pagar, de momento, dividendo a sus accionistas.
En una conference call con analistas, Vázquez precisó que Iberia prevé vender cerca del 30% de su participación en la compañía, que asciende actualmente al 11,68%, aunque destacó que es demasiado "pronto" para determinar "el tamaño y los términos" de la Oferta Pública Inicial (OPI) prevista para Amadeus.

Por otro lado, el presidente de Iberia señaló que la compañía no contempla por el momento el pago de dividendos, suspendidos desde el ejercicio 2008.

De hecho, pronosticó un entorno "desafiante" para el grupo de cara al ejercicio 2010 debido a "presiones sobre los precios". "Las condiciones permanecen difíciles", aseveró, aunque se mostró satisfecho del "sólido" balance del grupo.

Vázquez se mostró confiado en que los reguladores no le obliguen a lanzar una OPA sobre Vueling en el marco de su fusión con Clickair. "Confiamos en ello", destacó.

CONFÍA EN QUE SIGAN ACCIONISTAS

El presidente de Iberia dijo que confiaba en que los accionistas actuales de la aerolínea española continúen en el capital cuando Iberia se fusione con British Airways. El principal accionista de Iberia es Caja Madrid, con un 22,9 por ciento, según los registros actuales, lo que le daría algo más del 10 por ciento en la nueva compañía.

En una conferencia con analistas, Vázquez dijo también que continúan las negociaciones sobre el fondo de pensiones de BA, cuyo creciente déficit fue uno de los principales escollos para llegar a un acuerdo entre los dos socios sobre su fusión.

PROBLEMAS CON BRUSELAS

La Comisión Europea (CE) seguirá adelante, pese al proyecto de fusión de Iberia y British Airways, con su investigación a estas dos compañías y American Airlines por pactar supuestamente rutas transatlánticas.

"No está claro en este momento cómo puede afectar la fusión propuesta a esa cooperación, pero hasta que no oigamos algo en sentido contrario, el caso continuará", dijo el portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd, en respuesta a preguntas de los periodistas.

Hace algo más de un mes, Bruselas acusó formalmente a las tres compañías, miembros de la alianza Oneworld, de infringir las normas europeas sobre prácticas restrictivas por su colaboración en los vuelos entre Europa y América del Norte.