Día tras otro el gobierno alemán sigue realizando gestiones que le lleven a solucionar el problema de Opel, filial europea de Generla Motors, y de que sus inversores potenciales - Fiat y Magna- mejoren sus ofertas. Angela Merkel, canciller alemana, ha convocado hoy a los jefes de gobierno de los cuatro estados federados con plantas de Opel además de los representantes de General Motors y gobierno estadounidense. El ministro de Economía alemán, Karl- Theodor zu Guttemberg sigue mantiendo como opción la insolvencia de  la automovilística como medio para demostrar a Estados Unidos su disposición a "no atender  las exigencias estadounidenses si no hay compromiso por su parte".