La recuperación económica de Alemania se aceleró en el tercer trimestre, según la oficina federal de estadística, o Destatis, que confirmó su estimación inicial. El producto interior bruto creció un 0,7% en términos ajustados al calendario respecto al trimestre anterior.

Este dato supone la segunda subida intertrimestral consecutiva después de cuatro trimestres de contracción causada por la crisis financieras global y sus consecuencias.

Destatis también confirmó que el PIB del segundo trimestre creció un 0,4%, frente a la subida del 0,3% anunciada anteriormente.

En tasa interanual, sin embargo, la producción se redujo un 4,8%, lo que muestra lo abrupta que ha sido la recesión en la mayor economía de Europa.

La mayor contribución al crecimiento vino del aumento de inventarios por parte de las empresas, que aportó 1,5 puntos porcentuales al PIB. Por contra, las exportaciones netas y el consumo privado, que desempeñaron un papel importante en el retorno al crecimiento de Alemania en el trimestre de primavera, tuvieron una contribución neta de -0,5 puntos básicos cada una.