El presidente de honor de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV), Jesús Martínez Millán, vaticinó hoy que se va a producir una caída de la facturación de un 10% no porque haya menos usuarios, sino porque los precios tienden a reducirse en situaciones de crisis, cuando los consumidores retrasan la compra de sus vacaciones y los operadores tienden a rebajar precios. En declaraciones a Europa Press Televisión, explicó que esta dinámica se debe a la incertidumbre que la situación económica genera entre los consumidores. "No tanto por conseguir un precio de última hora, sino más por una cuestión de no comprometerse, de no firmar y pagar un dinero con un compromiso", añadió.