Adveo registró unas pérdidas netas de 5,8 millones de euros en el primer semestre del año, lo que Renta 4 considera avances en la buena dirección para acercarse a los objetivos planteados a 2020, que “deberían servir de apoyo a la cotización”, añade.

Las pérdidas registradas hasta junio supone que Adveo ha reducido sus números rojos un 72% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando perdió 20,4 millones.

La compañía ha comunicado que el resultado se vio lastrado por distintos gastos extraordinarios derivados de su reestructuración logística y de cambios organizativos en Francia y España, que ascendieron a 4,9 millones de euros.

Los ingresos de  la empresa de productos de oficinas ascendieron a 250,3 millones de euros que, excluyendo el impacto de reposicionamiento en su negocio de consumibles electrónicos (EOS), vendido el año pasado a la británica Westcoast, supuso una caída del 5,2%.

Según indica Natilia Aguirre, analista de Renta 4, los resultados del segundo trimestre muestran que 2017 sigue siendo un ejercicio de transición de cara al nuevo Plan Estratégico 2017-20, una transformación que continúa penalizando las cifras en el corto plazo, que recogen efectos extraordinarios negativos (restructuración de las áreas de logística y soporte a clientes en Iberia que pasan a ser externalizada, y cierre del almacén de Châteauroux en Francia) y acusan la falta de disponibilidad de stock en ciertas categorías de producto, derivada del proceso de refinanciación.

En su informe, Aguirre destaca que a pesar del menor volumen en el primer semestre  se muestran optimistas de cara al cuarto trimestre, esperando que la refinanciación solvente progresivamente la falta de disponibilidad de stock, a la vez que obtienen nuevos ingresos por la puesta en marcha de nuevos bloques estratégicos y captan ahorros por la mayor eficiencia operativa.

La analista recuerda  que Adveo presentó su nuevo Plan Estratégico 2017-20 el pasado mes de junio, con un cambio del modelo de negocio encaminado a dar respuesta a las nuevas circunstancias del mercado de distribución tradicional derivadas de las nuevas tecnologías.

El objetivo, explica, es dar continuidad al plan anterior basado en la rentabilidad (tras el reposicionamiento en Tinta y Toner, y con el plan de eficiencia de costes en marcha) y a la vez aprovechar las oportunidades de negocio que se presentan, con el desarrollo de nuevos ejes estratégicos de crecimiento, lo que llevará a Adveo a dejar de ser una compañía mayorista para convertirse en una "Plataforma Europea de Soluciones para el Entorno de Trabajo".

“Avances en la buena dirección para acercarse a los objetivos planteados a 2020 (ingresos 715 millones de euros, ebitda 62 millones, lo que supone una TACC 2016-20 de +7% y +29% respectivamente y margen ebitda  +5pp en el periodo) deberían servir de apoyo a la cotización”, añade.

Los indicadores técnicos de Estrategias de inversión dan una puntuación a Adveo de 1,5 sobre 10, al considerar que se encuentra en una fase bajsita.