El Juzgado de Primera Instancia número 3 de León ha admitido a trámite la primera demanda presentada contra el Banco Santander por un cliente, que reclama la devolución de 993.762,85 euros invertidos en el Optimal Strategic US Equity, fondo afectado en su totalidad por la estafa piramidal de Madoff. El cliente solicitó el pasado 9 de octubre el reembolso de su fondo, que le tenía que haber sido abonado a su juicio con efectos del 30 de noviembre, conforme al período de 40 días que tiene el producto como protocolo de reintegro, aunque ese reembolso nunca se produjo, según explicaron fuentes jurídicas.
En un auto fechado el pasado 27 de febrero, el juzgado leonés ha admitido a trámite la demanda y ha dado 20 días al Banco Santander y a su gestora de fondos, Santander Asset Management, para que contesten a los argumentos del cliente. La demanda, redactada por el despacho de abogados Rodríguez Merino, argumenta que el banco es un comisionista y debe seguir las instrucciones del inversor, unas directrices que no ha cumplido en este caso al congelar todos los reembolsos del Optimal Strategic US Equity, incluso a inversores que lo hubieran solicitado con la antelación exigida.

El Santander congeló la operativa del Optimal Strategic US Equity después de la detención de Bernard Madoff el pasado 11 de diciembre en Nueva York. El cliente del Santander también se queja de la falta de información del banco, al que envió un requerimiento notarial a mediados de diciembre para conocer si se había hecho efectiva la orden de venta del fondo, y que el 31 de ese mes respondió que tomaba nota de su solicitud y que respondería, sin que hasta el momento haya obtenido explicación alguna.

Al margen de las demandas individuales, el bufete estadounidense Labaton Sucharow, en colaboración con el español Cremades & Calvo Sotelo, presentó una demanda colectiva en Miami en la que reclama la responsabilidad del Santander por la falta de diligencia debida a la comercialización de los productos afectados.

A principios de febrero, el bufete Coughlin Stoia Geller Rudman & Robbins presentó otra demanda colectiva en el mismo juzgado del Distrito Sur de Florida.