La consultora PricewaterhouseCoopers (PwC) se encargará de realizar la 'due diligence' de Caja Castilla La Mancha (CCM) para comprobar la viabilidad de la fusión por absorción con Unicaja, según indicaron  fuentes del sector, que precisaron que en esa auditoría llevará al menos un mes. Según indicaron a Europa Press dichas fuentes, esta auditoría servirá para conocer "la situación financiera de CCM", para posteriormente articular los mecanismos de ayuda para hacer posible la operación de fusión.
En ese sentido, consideraron que se deberá negociar para confirmar la naturaleza del apoyo del Fondo de Garantía de Depósitos, al que se podrían sumar otros tipos de ayudas a través de las líneas establecidas para aumentar la liquidez de las entidades financieras.

No obstante, las fuentes del sector apuntaron que "aún es pronto para determinar la cuantía de las ayudas que se puedan recibir, y hasta que no se esté culminando la auditoría de PwC no se podrá conocer la cuantía y la naturaleza de dicha ayuda".

Por su parte, fuentes del Ministerio de Economía consultadas por Europa Press descartaron cualquier tipo de inyección de fondos públicos, y señalaron que de requerirse alguna aportación en el supuesto de que aflorara algún desfase patrimonial, se haría a través del Fondo de Garantía de Depósitos, que es un mecanismo que se nutre de fondos privados (los que aportan las entidades financieras) que no tiene coste para el contribuyente, y que ya se utilizó en la intervención de Banesto o la crisis financiera de los 80.

Según indica hoy el diario 'Expansión', Unicaja sigue negociando en torno al apoyo que espera del Fondo de Garantía de Depósitos, que podría rondar los 500 millones de euros y que debería tener una carencia de cinco años y a partir de entonces, un tipo de interés del tres%.

Esta semana, los presidentes de CCM y de Unicaja, Juan Pedro Hernández Moltó, y Braulio Medel, respectivamente, comunicaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que han alcanzado unas bases de acuerdo para la propuesta de integración de ambas entidades y precisaron que la entidad resultante poseería un activo aproximado de 60.000 millones de euros.

La unión de ambas entidades crearía la principal institución financiera de Andalucía y Castilla-La Mancha y una de las cinco primeras cajas de ahorros españolas.

El proyecto de integración de CCM y Unicaja gozaría del apoyo y respaldo de las autoridades financieras competentes, para dar lugar a una institución financiera "de la máxima solvencia y fortaleza económica, no sólo para el presente, sino también para el futuro".

Como parte de los acuerdos alcanzados, se desarrollarán con carácter inmediato, los necesarios trabajos de 'due dilligence' (auditoría legal) y aseguramiento de garantías financieras, que satisfagan el cumplimiento de los requisitos y condiciones establecidos por ambos consejos de administración para proceder a la unificación.

La combinación de Unicaja con CCM alumbraría una empresa con un activo aproximado de 60.000 millones de euros, centrados básicamente en el negocio minorista, y casi 1.500 oficinas repartidas por una treintena de provincias y por el extranjero.

A juicio de ambas entidades, el proyecto de unión presenta "manifiestas" sinergias de complementariedades y potenciación de negocio, "importantes" ahorros de costes a medio plazo y el alcance de una "dimensión crítica significativa" para sus mercados básicos.