Hochtief, constructora alemana de la que la constructora es primer accionista, se ha adjudicado un contrato de construcción para proteger a la ciudad de San Petersburgo de inundaciones, presupuestado en 350 millones de euros, informó hoy la empresa. La compañía se ha hecho con estas obras en alianza con su socio holandés Royal Boskalis. Los trabajos forman parte de un extenso programa de protección de inundaciones que desarrolla la ciudad rusa con horizonte de ejecución en 2012.