ACS obtuvo un beneficio neto atribuido de 369,1 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un alza del 133,4% durante el mismo periodo de 2006, informó hoy el grupo de construcción, servicios y energía.
La cifra de negocio creció un 58,7% entre enero y marzo y sumó 5.004,1 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) sufrió un incremento del 217,9%, para situarse en los 861,7 millones. La compañía que preside Florentino Pérez atribuyó estos resultados a la consolidación global de Unión Fenosa, ya que ésta controla el 40% del capital y desde principio de este año está integrada en el grupo como cabecera del negocio energético. Aún así, también puede ser explicado por el comportamiento positivo operativo del resto de actividades. Por su parte, las participaciones que ACS tiene como primer accionista de Abertis y en Iberdrola aportaron 38,9 millones al beneficio trimestral del grupo, importe que supone un ascenso del 469% en el del mismo periodo de 2006.