Continental Rail, filial de transporte de mercancía en tren de ACS, ha logrado autorización para ampliar la actividad que desarrolla en este negocio a otras zonas del país. La empresa, primer operador ferroviario privado que entró a competir con Renfe en transporte de carga cuando en 2005 este negocio se abrió a la competencia, podrá extender su negocio a itinerarios por Cantabria, Galicia, Castilla y León, Cataluña, Aragón y Valencia.