El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha asegurado que la compañía mantiene su objetivo estratégico de consolidarse como "un gran grupo energético español" y que ésta fue la razón por la que adquirió la participación del 12,4% que posee en la eléctrica Iberdrola. Durante su intervención ante la Junta General de Accionistas, Pérez ha recrodado que ese proyecto "siempre tendrá los condicionantes de cumplir lealmente con la política energética del Gobierno y asegurar que la mayoría de los activos energéticos españoles estén en manos de accionistas españoles".
En el proceso de creación de este gran grupo energético, ACS aspira a ser "protagonista, junto al resto de sus socios", algo que quiere hacer "desde el respeto a todos los accionistas, grandes y pequeños". Asimismo, Pérez ha destacado el "firme compromiso" de ACS con el sector de la energía, que se materializó el pasado ejercicio con la integración del 45,3% que posee en Unión Fenosa como una nueva rama de actividad dentro del grupo.