Con la atención puesta en la Fed y en la decisión en torno a los tipos de interés –aunque se descuenta que los mantendrá en su nivel actual- el mercado americano abre sus puertas en positivo. En concreto, el Dow Jones de Industriales amanece con una subida del 0,35% hasta los 8.352 puntos, el tecnológico Nasdaq se revaloriza un 0,90% hasta los 1.780 puntos mientras que el S&P 500 cotiza con una subida del 0,48% hasta los 899 puntos.
La Fed será este miércoles el foco de atención del mercado americano, pero además, los inversores cuentan ya con varias referencias macro también importantes, como los pedidos de bienes duraderos de mayo que subieron un 1,8%. El dato supera con creces las previsiones de los analistas, ya que se esperaba una caída del 0,6%. Entre tanto, el indicador de pedidos de abril se revisó ligeramente al alza, situándose en una subida del 1,8%, frente al crecimiento del 1,7% de la estimación provisional. Además, antes del toque de campana también se conoció que las solicitudes de préstamos hipotecarios subieron un 6,6% la semana pasada a medida que descendían las tipos de interés. Una sesión, la de hoy, en la que se conocerán también las ventas de viviendas nuevas del mes de mayo y las reservas semanales de petróleo.

A la espera de lo que decida la Fed, casi descontado que mantendrá los tipos en su nivel actual, la atención la centra el mensaje posterior de Bernanke y los posibles cambios en el programa de la Reserva Federal de compras de 300.000 millones de dólares en bonos del Tesoro, pese a que no se espera que la Fed incremente las compras de activos. A esto se une las declaraciones realizadas este miércoles por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos que apuntan a que la economía de Estados Unidos tocaría fondo en el segundo semestre de este año, pero la fortaleza de la recuperación –dice la OCDE- dependerá del éxito que tengan las iniciativas para restaurar la estabilidad financiera. Según este organismo, el panorama para la economía americana ha mejorado en los últimos meses, con una disminución de los diferenciales en los mercados de valores interbancarios y comerciales clave y señales de estabilización en el mercado de la vivienda. 

Gráfico Dow Jones


Mientras, en el frente empresarial, Oracle destaca tras anunciar al cierre de ayer que obtuvo un beneficio neto de 5.593 millones de dólares al cierre de su ejercicio fiscal, lo que supone un 1% más que el año anterior. La cifra de negocios del fabricante de software que en abril llegó a un acuerdo para adquirir Sun Microsystems por 5.600 millones de dólares, alcanzó los 23.252 millones de dólares, un 4% más. El mercado recibe estas noticias en positivo y la acción de Oracle se revaloriza un 5,18% hasta los 20,90 dólares.

Por su parte, los títulos de Intel se mueven con un repunte del 1,58% a 16,06 dólares tras conocerse que llegó a un acuerdo estratégico con Nokia para el desarrollo conjunto de tecnologías para la telefonía móvil. El acuerdo pretende la creación de nuevos dispositivos móviles que incluyen chips de Intel, con un rendimiento informático más avanzado y mejora de rendimiento de las conexiones a Internet.