Apertura bajista en Wall Street después de la subida de tipos de la Fed y ante su postura más dura (hawkish) respecto al futuro de la política monetaria, mientras continúan las investigaciones sobre los lazos de Trump con Rusia. El euro cede posiciones frente al dólar y se cruza en los 1,11. Mientras, el crudo corrige ligeramente bajo los 47 dólares el barril de Brent.

Wall Street vende ante el segundo incremento de tipos del año de la Reserva Federal (Fed) y el tono menos acomodaticio mostrado por la autoridad monetaria estadounidense, dispuesta a llevar a cabo el tercer incremento esperado y también a iniciar la reducción de su abultado balance. Vigila también el desarrollo de los acontecimientos en torno al presidente Donald Trump y sus relaciones con Rusia, pues puede terminar siendo acusado de obstrucción a la justicia por el despido del ex director del FBI.

Descontaban los inversores el alza en el precio del dinero, no así su inclinación hawkish (dura), sobre todo ante los últimos datos de inflación. A pesar de ello, el consenso reduce las probabilidades del siguiente aumento hasta el 38%, desde el 50% previo.

François Rimeu, director de Cross Asset en La Française AM, explica que la Fed “ha estado muy cerca de lo esperábamos, sin cambios significativos, pero teniendo en cuenta la importante falta de IPC en el mismo día, esto ha supuesto una ligera sorpresa hawkish para los mercados”.

Vea también: Europa tiene los datos, Estados Unidos los máximos de cotización

Mucho tiene que decir sobre el comportamiento de la inflación, la caída del petróleo, en mínimos de noviembre de 2016, ante los elevados inventarios de Estados Unidos y el menor cumplimiento de los recortes de producción por parte de la OPEP. Corrección de la que no logran tampoco salvarse otras commodities, como el cobre.

Así, José Antonio Martín Quiroga, de IG, explica que los descensos de este jueves son “eminentemente sectoriales. Está afectando especialmente a los sectores de materiales básicos, que en su conjunto acumula pérdidas en la jornada del 2%. Por otra parte el energético está siendo castigado por el desplome en el precio del crudo, y el tecnológico que ante cualquier nuevo signo de inestabilidad aprovecha para consolidar la corrección iniciada el viernes pasado”.

De hecho, en lo que respecta al petróleo destaca: “Los diferenciales de precio entre los futuros de Diciembre de este año y el próximo se estrechen considerablemente, lo que hace presagiar debilidad en este activo a medio plazo”.

Vea también: La Fed no pasará desapercibida