Vuelve a los medios uno de los expertos más pesimistas con respecto a la economía y a la labor de los bancos centrales, el ex secretario de presupuestos de Ronald Reagan, David Stockman.

En una entrevista con la CNBC de hace solo unas horas ha dicho que “estos es uno de los peores entornos para el mercado de los que yo he visto jamás. Estamos en la calma antes de la gigantesca y horrorosa tormenta y creo que no está muy lejos”, ha alertado.

En su opinión, todos las polémicas que se están generando alrededor de la Casa Blanca se están creando para evitar observar los problemas de la economía. Es más, considera que en este entorno será muy difícil poner en marcha la esperada reforma fiscal y el paquete de inversiones para infraestructuras.

Es más, considera que en cuestión de meses podríamos enfrentarnos a un cierre del gobierno. “No sé qué está ocultando Wall Street, pero harían bien en abandonar el Casino mientras todavía es seguro”.

El experto considera que el S&P500 podría caer alrededor de un 35% para situarse en 1.600 puntos desde los niveles actuales. No es la primera vez que Stockman hace una afirmación de este tipo pero, por el momento, aún no se ha producido ninguna clase de desplome.

Explica que “no hay nada racional en este mercado. Es solo una gran máquina de trading que genera burbujas”, ha alertado el experto.

Estos comentarios se realizan en un momento en el que son muchos los analistas y firmas de inversión que comienzan a buscar debilidades de la bolsa.  En Bespoke Investment acaban de publicar una nota en la que apuntan que desde los mínimos de febrero del año pasado, el S&P 500 ha subido prácticamente sin interrupciones en el camino.

Destacan que el índice lleva 16 meses sin sufrir una corrección del 10%, un tiempo en el que se ha apuntado un 33%. Se trata de la undécima racha más larga desde 1928.

Si estuviera dentro de los diez rallies más importantes, a la subida todavía le quedarían 173 días más de alzas para equipararse con la media y esto ocurriría el día de Acción de Gracias.

Las subidas en estos diez rallies han sido mayores, de hecho, ya que han supuesto subidas medias del 90%.

Si se miran las caídas posteriores a que las bolsas tocaran pico, han sido de algo más de un 15% en un periodo medio de 142 días.  Esto es menos que la corrección media del S&P 500 desde 1928, que ha sido de un 19,5%, dicen en Bespoke Investment. 

Rachas sin correcciones