Los minoristas en EE.UU. esperan una disminución en el Cyber Monday debido a las pocas ofertas por las interrupciones en la cadena de suministros. Estiman que las ventas en línea alcancen los 11.3 mil millones de dólares, disminuyendo el crecimiento con respecto a 2020 según Uday Sampath Kumar en Yahoo Finance.

Los minoristas habían distribuido ofertas promocionales durante más semanas este año para proteger los márgenes de ganancias de los crecientes costos de la cadena de suministro y para administrar mejor los inventarios en medio de una escasez generalizada de productos antes de la temporada de compras navideñas.

Los datos de Adobe Analytics durante el fin de semana muestran que el gasto en línea durante el Black Friday cayó por primera vez.

"Las ventas en línea en los grandes días de compras como el Día de Acción de Gracias y el Viernes Negro están disminuyendo por primera vez en la historia, y está comenzando a suavizar la forma de la temporada en general", dijo Taylor Schreiner, director de Adobe Digital Insights.

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Se espera que el gasto estadounidense en Cyber Monday, que ganó popularidad a mediados de la década de 2000, esté entre 10,2 mil millones y 11,3 mil millones de dólares, según estimaciones de Adobe.

Eso se traduce en un crecimiento aproximadamente plano en el punto medio en comparación con los 10.8 mil millones de dólares del año pasado, que fue un aumento de casi el 15% con respecto a 2019.

También las redes sociales han sido afectadas en cuanto a la publicidad de esta fecha.

"El Cyber Monday sigue siendo extremadamente relevante, particularmente en el mundo digital, pero el rumor ha sido más silencioso de lo que hemos visto en la historia reciente", dijo Rob Garf, gerente general de venta minorista de Salesforce.

Las tasas de descuento en los Estados Unidos en la semana previa al Cyber Monday fueron en promedio un 8% más bajas que el año pasado, según Salesforce.

Sin olvidar que la temporada navideña inicia con una nueva variante del covid-19 llamada Omicron. Aunque los expertos señalan que es muy pronto para determinar los efectos en el gasto de los consumidores.