David Rosenberg, CEO de Gluskin Sheff and Associates,siempre se ha caracterizado por tener un discurso bajista, pero desde hace años ha cambiado su manera de ver el entorno y se transformó en un alcista converso. De hecho, en uno de los más destacados del mercado estadounidense, que le ha hecho disponer cada vez de más adeptos. (Gordon: Best Buy es una acción para ir a cortos)

En este caso ha desarrollado un análisis en el que explica por qué la siguiente recesión de la economía estadounidense está ahora mismo a kilómetros de distancia. Se basa en una serie de indicadores en los que, analizados desde la perspectiva histórica, faltarían 4 años para volver a ver una nueva recesión en el país.

“Históricamente, cuando estamos a seis meses de una recesión la tendencia de los indicadores líderes económicos se vuelven negativos”, comienza detallando el experto en referencia a la situación actual del entorno económico estadounidense. “Entretanto, el índice de difusión caería por debajo del 30% cuando falta ese periodo para que se produzca una crisis financiera”. (O’Rourke: Olvídense… No es momento de vender ahora)

Leading Economic Indicators



Asimismo, explica cuáles son los niveles en los que se encuentran estos indicadores cuando faltan tres meses para que se produzca una recesión económica. “En ese punto el LEI estaría en un 1% interanual y el índice de difusión se acercaría a 25%”, destaca el experto en un análisis pormenorizado de la historia.

“En el momento en el que la recesión llega el LEI se encuentra en un 4% interanual y el índice de difusión en el 20%”, resalta.

Diffusion Index



En este sentido, midiendo los niveles actuales considera que aún estamos bastante lejos de que llegue una nueva recesión. “Alternativamente, en base a la tendencia actual en el LEI y el nivel de índice de difusión, la historia sugiere que la próxima recesión será al menos dentro de cuatro años”, sentencia Rosenberg.