De nuevo los índices americanos abren la sesión con subidas y, de nuevo, hacen máximos históricos. El S&P500 sube un 0,6%, y abre en los 2.886 puntos. El Dow Jones sube un 0,51%, hasta los 2.592 puntos mientras que el tecnológico abre las sesión sobre los 7.988 puntos tras anotarse algo más de ocho décimas. El índice de pequeñas y medianas, el Russell 2000, sube también y, al ritmo del 0.50%, abre en los 1.725 puntos. En una jornada en la que el euro sigue cotizando al alza frente al dólar, hasta las 1.1643 unidades, y el barril de crudo escala hasta los 75,95 dólares. 

El mercado estadounidense cerró este viernes en máximos en el Nasdaq y el S&P 500 después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiterase en el simposio de Jackson Hole el camino a seguir por el banco central. Powell afirmó que la normalización monetaria iniciada va a seguir al ritmo gradual previsto, lo que muchos analistas interpretan como dos nuevas alzas de tipos de interés en lo que resta de año. 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el presidente de EEUU, Donald Trump.

Powell, sin embargo, afirmó que la inflación superior al 2% no constituye un problema y no ve sobrecalentamiento en la economía de EEUU. 

En Asia, el banco central de China, el Banco Popular de China (BPCh), reintrodujo un ajuste de política destinado a apoyar al yuan. El presidente Donald Trump acusó a China de "manipular de la moneda". El euro se cambia a 1,1611 dólares y se deprecia un 0,09% tras días de alzas contra la divisa estadounidense.

Tras una semana muy dura para el Gobierno de Tayyip Erdogan, en las que la divisa otomana llegó a marcar mínimos históricos, por encima de las siete liras por dólar estadounidense, el par dólar frente a lira turca parecía haber encontrado acomodo en torno al nivel de las 6 liras. Con los mercados locales cerrados por festivo la semana pasada, los mercados vuelven a poner hoy el foco en Ankara y el par sube de nuevo otro 3% y se sitúa por encima de las 6,20 liras, comentan los analistas de IG.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent sube, hasta los 75,96 dólares  mientras que el West Texas estadounidense se deja un 0,4% hasta los 68,44 dólares por barril. La onza de oro llega a los 1.212 dólares, aunque cae un 0,03%.

La curva bonos estadounidenses terminó la semana muy aplanada: en 0,18% para la diferencia entre rentabilidades a 10 y a 2 años. Este lunes, el bono a diez años consigue una rentabilidad del 2,818%, mientras el dos años 2,629%.

En materia política, el presidente Trump se reunirá el lunes con el primer ministro de Kenia Uhuru Kenyatta en la Casa Blanca para discutir la estabilidad en África, la cooperación en defensa y el comercio. Por cierto, y hablando de comercio, mientras varios expertos creen que la Administración Trump podría dar esta semana alguna noticia (positiva) sobre el acuerdo de comercio con México y Canadá (NAFTA), los dos estados más exportadores de la economía, Washington e Illionis, han advertido sobre las posibles consecuencias que puede tener la guerra comercial para las próximas subastas de bonos. 

El presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, anunció el viernes el cese de su plan de excluir de bolsa al fabricante de automóviles eléctricos. Tesla cae en los primeros minutos de negociación un 1,03%, hasta los 319,79 dólares.