El Presidente de la Reserva Federal ha comentado en el Simposio Anual de Jackson Hole que la subida de los tipos de interés son la mejo forma de proteger la economía estadounidense y mantener el crecimiento del empleo lo más fuerte posible con la inflación bajo control. Esto ha provocado una caída del dólar y la rentabilidad de los bonos.

Las palabras de Powell llegan dos días después de conocer que la mayoría de los miembros del FOMC esperan  al menos una subida más de tipos en el septiembre debido a la fortaleza que presenta actualmente la economía estadounidenses. El mandatario del organismo monetario ha confirmado en Jackson Hole que  “la economía es fuerte, la inflación está cerca de nuestro objetivo del 2% y mayoría de la gente que busca un empleo, lo encuentra.  Con lo que si sigue la fortaleza del mercado laboral (tanto ingresos como empleos), mantener una política gradual de subida de tipos de interés debería ser lo apropiado”, ha dicho Powell.

 Los comentarios de Powell no son una respuesta directa al ataque de Trump esta semana aunque ha confirmado que su intención es estimular el crecimiento económico.

La temática de este año tiene que ver con los cambios en la estructura de los mercados y Powell ha utilizado términos como el “pleno empleo”  y la tasa neutral de tipos de interés para justificar la subida gradual de los tipos.  El banquero ha aludido a los errores de la FED en el pasado, como la infravaloración del pleno empleo que hizo que la inflación se despegara en los ´70,  diciendo que el banco central no debería asumir sus actuales estimaciones de estas variables son precisas.

El organismo espera incementar tipos en septiembre, quizás en diciembre y continuará con su proceso de normalización a lo largo de 2019.

Tras decir las palabras de Poewell, el dólar ha continuado cayendo. De hecho, el Index dolar cede un 0,6% hasta y marca mínimos de la sesión, en los 95,190. Los futuros de los tipos de interés a corto plazo  caen ante la posible subida de tipos a corto plazo mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años tienen una leve caida, hasta el 2.839%.