Indefinición en Wall Street ante la falta de indicadores macro de relevancia, con la vista puesta en el sector tecnológico y en el crudo. El petróleo entraba el martes en mercado bajista, pero intenta reestructurarse al alza con el barril de Brent ligeramente sobre los 46 dólares. Mientras, el euro cede posiciones frente al dólar y se cruza en los 1,11.

Apertura mixta en Wall Street pendiente de las turbulencias del petróleo, que ha llegado a caer más de un 2% pero ahora intenta superar las pérdidas, con el Brent recuperando los 46 dólares y el West Texas sobre los 43. A vueltas una vez más con el exceso de oferta y la incapacidad de la OPEP de cumplir con la reducción prometida, el crudo ha entrado en mercado bajista al acumular descensos superiores al 20%.

“Desde luego, que la producción de crudo no convencional en Estados Unidos sigue ascendiendo, y el número de plataformas de fracking alcanza máximos desde abril de 2015. En el seno del cártel, los países excluidos del acuerdo, como Libia o Nigeria, también están aumentando fuertemente su oferta. Hay mucha especulación bajista, ante los temores de que, dado el éxito nulo de la estrategia de los recortes para hacer subir el precio del barril, estos se terminen. El caso es que por primera vez en bastante tiempo, el petróleo se está convirtiendo en un catalizador principal de los mercados”, destaca Daniel Pingarrón, estratega de IG.

Vea también: Paciencia hasta que la consolidación ofrezca oportunidad de compra

Y es que, esta variable no sólo está lastrando a las compañías energéticas, sino también a los bancos, pues, tal y como detalla este expertos, “si cae, habrá menos inflación, y los bancos centrales tendrán mucha menos prisa por endurecer su política monetaria, por lo que las entidades tardarán más tiempo en recuperar cotas de rentabilidad”.

Así las cosas, cree que “parece que algo está empeorando en el mercado, con la repetición de algunos amagos bajistas en las últimas semanas y cierta muestra de nervios, a pesar de los máximos del lunes”. Con todo, reconoce que “el principal argumento alcista sigue siendo la fuerza de la tendencia de fondo”.

Vea también: "Todo está parado y la razón está en la creciente oferta monetaria de los bancos centrales. El inversor piensa que el QE es eterno”

Mientras, desde el Departamento de Análisis de Bankinter añaden que “la atención de la semana en el frente macro se desplaza hacia el jueves/viernes, cuando conoceremos el resultado de algunas encuestas sobre la evolución de la economía a ambos lados del Atlántico, que mostrarán que el ciclo progresa con solidez”. Su escenario en las Bolsas para el verano es “lateralidad”, frente a la cual recomiendan “buscar acciones con rentabilidad por dividendo atractiva y rotar hacia sectores más atractivos”.

Y en el plano empresarial, destacan las fuertes subidas de Red Hat, Adobe Systems y La-Z-Boy, tras batir las expectativas con sus resultados trimestrales. Es noticia asimismo Uber, por la marcha de su consejero delegado (CEO), Travis Kalanick. Así como, Advanced Micro Devices, que ha lanzado una nueva generación de chips, vista como amenaza directa para Intel. Tras el cierre, será el turno de Oracle de confesarse ante el mercado. 

Vea también: Renta variable focalizado en empresas petroleras