El fundador de Pimco y fichaje estrella de Janus Capital ha hablado. Los mercados son un entorno peligroso y lo serán aún más en los próximos meses. Por eso en su carta mensual a los inversores ha hecho una advertencia a los inversores: “retiren fichas de la mesa”.

Pero antes de dar sus recomendaciones en la carta, Bill Gross ha aprovechado su carta para dar un buen repaso a los bancos centrales. El hasta hace unos meses presidente del mayor fondo de inversión sigue con su cruzada contra las políticas de expansión monetaria de los bancos centrales, sobre todo la FED.

No hay que olvidar que Gross, el gurú de la renta fija, entró en desgracia justo en el momento en el que Ben Bernanke decidió anunciar a los mercados en mayo de 2013 que la economía estadounidense estaba lista para comenzar la retirada de estímulos. Desde ese momento los fondos de renta fija que gestionaban Bill Gross y Mohamed El-Erian comenzaron a perder rentabilidad y, lo que es peor, muchos clientes.

Tantos, que meses después El-Erian salió de Pimco –ahora se sabe que por las discrepancias con Gross- y su fundador lo hizo hace sólo unos meses.

En su opinión los bancos centrales del mundo lo están haciendo mal, muy mal. Tanto que el gurú explica que en los próximos años las siguientes generaciones se preguntarán cómo pudieron poner en marchas esas políticas de creación de deuda. “Es difícil pensar que volveremos a la normalidad en el resto de mi vida –mucho más corta que muchos de vosotros-. Sospecho que las futuras generaciones preguntarán a los actuales políticos lo mismo que muchos de nosotros preguntamos sobre fumar en las zonas públicas, la discriminación contra los gays, o cualquier otro proceso torcido en antes de ser arreglado… ¿Cómo pudieron?”, se pregunta Gross.

¿Cómo pudieron permitir crear tanta deuda en un primer momento y no regular el sistema en ese mismo momento? ¿Cómo pudieron pensar que la impresión de dinero y la creación de deuda podrían crear más deuda en lugar de más deuda? ¿Cómo pudieron permitir las autoridades fiscales en los procesos de ajustar presupuestos en lugar de la financiación barata que permitiera invertir en infraestructuras e innovación?”, se queja el gurú.

En su opinión los mercados están alcanzando un punto de baja rentabilidad y reducida liquidez. Los inversores deberían comenzar a eliminar riesgo “retirar fichas de la mesa”, dice. Según Gross, los ahorradores deberían elevar la calidad de sus activos, reducir la duración y prepararse para menores rentabilidades derivadas de la actuación de los bancos centrales.