Los fieles de iPhone llevan esperando este momento más de un año. Quizá más. La compañía de la enseña de la manzana mordida presentará hoy el nuevo terminal, el que marcará el décimo aniversario de los teléfonos inteligentes de la compañía.

Las acciones de Apple llevan un año pletóricas. Desde que comenzó el ejercicio, los títulos del fabricante tecnológico, suben casi un 40% en bolsa, frente a poco menos del 11% que se aprecia el S&P 500.

 

S&P 500 y Apple

 

De hecho, el selectivo americano depende mucho de lo que haga Apple, ya que la empresa es el mayor contribuidor a sus subidas. En parte porque representa el 4% de toda la capitalización del índice y porque su evolución este año está siendo meteórica. Por lo tanto, si las acciones de la compañía suben como consecuencia de la demanda de este producto, el S&P 500 se beneficiará también.

Gran parte de las subidas que ha experimentado el valor se deben, en gran medida, a las expectativas generadas por el modelo que se presenta hoy. Este año se cumplen diez años desde que la empresa introdujo iPhone en el mercado y todos los expertos prevén que la compañía de Tim Cook eche el resto con este nuevo dispositivo.

En esta década de reinado del iPhone, las acciones de Apple han subido casi un 640%, frente al 62% que se ha apuntado el S&P 500.

 

S&P

 

La cuestión es, ¿merece la pena invertir de cara al nuevo lanzamiento?

Las estadísticas muestran que no, que cualquier inversor que hubiera querido entrar en la acción con vistas a beneficiarse de una posible mejora de su cotización tendrían que haberlo hecho ya.

Los datos son evidentes, las acciones de Apple no suelen hacerlo mejor que el mercado en los meses posteriores a su lanzamiento, sino que las ganancias suelen adelantarse.  Y eso ha ocurrido en todos los casos.  Es decir, que si la historia no se equivoca esta vez, hay pocas opciones de que en los próximos tres meses, los títulos de la compañía vayan a hacerlo mejor que el conjunto del mercado.