Las compañías tecnológicas han subido tanto en los últimos años, que hay tres empresas cuyo precio se acerca o ha superado con crecer la cota de 1.000 dólares.  ¿Señala esta cifra que están caras, o todavía habría recorrido?

Si está usted aprendiendo de bolsa, o quiere enseñar a alguien la diferencia entre precio y valor, los mercados americanos pueden darle algunos buenos ejemplos.

Amazon ha logrado tocar el martes por primera vez la cota de 1.000 dólares y Alphabet está muy cerca . Aunque hace tiempo que otra tecnológica, Priceline.com, la superó y de muy largo, ya que en estos momentos cotiza a más de 1.800 dólares por acción.

Pero si hay un ejemplo paradigmático es el de las acciones A de Berkshire Hathaway, que cotizan  a un precio de casi 250.000 dólares. Aunque cotizan, en la bolsa, son las que tienen fundamentalmente los fundadores y tienen 1.500 derechos de voto que las B. Es decir, son las acciones que controlan la compañía, realmente.

Pero si nos vamos más allá de estas acciones para privilegiados, vemos que los títulos más caros de la bolsa americana son empresas tecnológicas. No es de extrañar, si se tiene en cuenta que han sido el sector que más ha subido en los últimos años. Es más, algunas compañías en concreto como la propia Amazon o la antigua Google, han protagonizado algunas de las alzas más significativas de este último bull market.

Tal y como puede verse en el siguiente gráfico, son las empresas tecnológicas, o alguna relacionada con la biotecnología las que exigen un mayor desembolso para hacernos con tan solo un título.

Compañías con un precio más elevado

En el caso de Amazon, sus acciones han pasado hace solo una década de valer 68 dólares a 1.000 dólares en la actualidad.

Los expertos creen que los precios han alcanzado estos niveles porque el nivel de splits (división de acciones) en la bolsa americana se ha reducido en los últimos años de forma considerable.  Birinyi Associates publica que en el último año solo seis empresas lo han hecho. Se trata de una cifra muy inferior a las 93 empresas que lo hicieron hace 20 ejercicios. Ver: El precio sí que importa 

En este entorno, ¿merece la pena todavía entrar en el capital de las compañías con un mayor precio de la bolsa de Estados Unidos que cotizan en el S&P 500?

Pues si tiene entre 1.000  y 1.900 dólares para invertir, sí. Claro, solo podrá comprar una acción de Priceline, Alphabet o Amazon, aunque el consenso de los analistas recomienda claramente adquirir estas acciones.

Las tres tienen una apuesta media de compra y todas, además, tienen un potencial –la diferencia entre la cotización actual y el precio objetivo- de alrededor de un 9% desde el nivel actual en el que se mueven en bolsa.  Y eso que las tres empresas han subido este año entre un 25% y un 30% y elevan ese porcentaje al 35% o 45%.

Lo que parece, eso sí, es que esas subidas no podrán volver a repetirse en 12 meses, ya que el potencial podría estar agotado. Aunque, claro, los analistas no siempre tienen la razón.

Por cierto, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan a las tres empresas una puntuación de sobresaliente, entre 9 y 10 puntos. Amazon, de hecho, es la que tiene todas las variables en positivo, tal y como puede verse en este gráfico. 

Amazon Ei