La estabilización del IPC en agosto respecto al mes anterior, unido a la mejora de las condiciones económicas en Estados Unidos, hace que en las próximas fechas su cotización pueda incrementarse en Wall Street.

Wal-Mart mejoró su beneficio neto en un 1,3% en el segundo trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior. Una estabilización después de la crisis del consumo y un dato esperanzador para muchos miembros de la compañía que vieron con buenos ojos estos resultados
. Además, el incremento en un 2,4% de las ventas con respecto al segundo trimestre de 2012 muestra la mejora del sector.


En relación al consumo, los datos en Estados Unidos están mostrando ligeros avances y, con respecto al índice de precios al consumidor, se ha visto como
la inflación se ha disparado menos de lo que se preveía en el mes de agosto. Así, mientras se esperaba una subida del 0,2% en relación al mes anterior, el ascenso sólo ha sido de un 0,1%. Prácticamente plano. Un dato que la compañía estadounidense valora positivamente.


Así, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión consideran que Wal-Mart se encuentra en fase de rebote, mientras que recibe una puntuación de 4 puntos en una escala que va del 0 al 10.

Aunque este análisis técnico muestra que la tendencia a corto plazo es bajista, también indica que la tendencia a largo plazo sí es alcista. Además, hace referencia a que la volatilidad a corto y largo plazo es decreciente.