El experto analiza el aspecto técnico de la compañía tecnológica
Si tenemos en cuenta los diferentes factores que influyen en una cotización y, sobre todo, que influyen en el movimiento de un precio, tenemos que ver varios aspectos. Por un lado la tendencia.

Tenemos a día de hoy a IBM con una tendencia bajista. Luego iremos a la parte final a analizarla. Pero lo que tenemos que ver en un principio es que durante el desarrollo de la tendencia anterior alcista lo importante es que el precio estaba por encima de la media y por tanto vimos una secuencia alcista.

Esto no quiere decir que cuando tengamos un valor en tendencia alcista ya por el mero hecho de encontrarse en ese movimiento nos va a interesar. Tendremos que ver cuáles son los mejores activos, que son los que muestran una fuerza positiva. Nos marca cuándo esta acción tiene un momento positivo, mejor que el mercado. Coincide la tendencia alcista con la fortaleza positiva.

Viendo la situación actual muchos estaréis pensando intentar anticiparnos a las figuras. Aquí claramente podemos ver como muchos estamos viendo una zona de triple suelo. Esto hasta que no se active y supere los 192 no estará activado. Dicho lo cual, lo que vamos a hacer es intentar establecer una ruta, un patrón del comportamiento, sobre todo para el precio.

Partimos de que la situación actual del activo es sentencia bajista y debilidad. Por tanto, alta probabilidad de caídas o de subidas muy pequeñas.

En el gráfico diario se observa que el activo está inmerso en una tendencia bajista aunque se puede producir un cambio tendencial por varios indicativos que vemos. Lo primero es que la acción rompa su directriz bajista. En el gráfico se observa que así es, aunque no es un factor suficiente.

Cabe recordar que la directriz que trazamos la estamos dibujando nosotros. Es una simple línea que dibujamos y no tiene por qué ser la directriz real que buscamos. Es por eso por lo que no significa un cambio de tendencia inmediato.

Así, le vamos a exigir un factor más. Por un lado esa directriz bajista y por otro lado que supere la media móvil en el gráfico diario, que es algo que ya se ha conseguido. Así pues, tampoco es suficiente para que describa una tendencia alcista. Tenemos que pedirle una secuencia de movimiento en el precio. No se ratificó el máximo alcanzado en un principio y es por eso por lo que la tendencia alcista no es clara aún.

Ahora mismo estamos en una situación clave para esta compañía, sobre todo si quiere cambiar su tendencia. Ya ha superado la directriz y la media móvil, mientras que supera claramente la zona de los 189 dólares. Aquellos que no inviertan a favor de las fortalezas del mercado podrían tomar posiciones.