La cotización de Meliá Hotels vuelve a girarse a la baja en favor de su incuestionable estructura decreciente que podemos identificar en todo marco temporal de análisis, giro que pone en cuestión la viabilidad de sus mínimos anuales, cuya pérdida es a día de hoy el escenario a priorizar.

Hotel Gran Melía

Meliá Hotels desarrolla un nuevo movimiento bajista en el corto plazo, a partir de su media móvil simple de 40 periodos o de medio plazo que ha funcionado como clara resistencia y cuya pendiente se mantiene en negativo, movimiento en favor de las ventas que viene respaldado por (1) una estructura decreciente en todo marco temporal de análisis y (2) un volumen de contratación en pleno proceso de contracción. De este modo, la cotización de Meliá Hotels se aproxima a mínimos anuales, concretamente, el área de soporte que identificamos en torno a los 8,04 / 8,01 y cuya perforación permitiría actualizar objetivos a la baja rumbo a los 7,05 / 6,95.

Meliá Hotels en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje (ventana central superior), MACD (ventana central inferior) y volumen de contratación (ventana inferior)

 

Gráfico diario de Meliá Hotels

 

En cuanto a nuestros filtros técnicos Premium, la valoración que realizan a nivel cuantitativo del activo bajo estudio es de 2 puntos sobre un total de 10 puntos posibles, puntuación que se compatibiliza con una fase bajista en nuestro reloj de precios, fase que encaja a la perfección con el escenario técnico analizado y que permite afianzar el escenario de continuidad bajista.

Las compras tienen a su favor la vigencia de divergencias positivas de medio plazo, así como una normalización de la volatilidad, medida a través del rango de amplitud medio, lecturas que de momento son totalmente insuficientes para propiciar un giro al alza sostenido en el precio.

Filtros técnicos de Meliá Hotels a 13 de DIC18

 

Filtros técnicos de Meliá Hotels